Baterías Trojan

Baterías de Ciclo Profundo

El nombre Batería puede producir representaciones de lo más variadas para cada persona al momento de hablar de este tema. Existen las baterías pequeñas, similares a las pilas, las baterías de celulares y por supuesto, las baterías de automotor. Todas hacen referencia a lo mismo, la acumulación de energía.

Segmentaremos entonces el elemento batería en referencia al almacenamiento de la energía producida para uso bajo demanda, y es que una de las características de la energía renovable es su intermitencia. El sol nos brinda toda su potencia durante el día, y el viento depende de los factores de presión atmosférica que en ocasiones puede presentarse demasiado bajo o directamente sin movimiento. Es entonces, que debemos considerar a las baterías como un repositorio donde almacenar el excedente de producción mientras el sistema se encuentre en funcionamiento.

Las baterías de ciclo profundo son el componente clave para almacenar y aprovechar la potencia de los sistemas basados en energía renovable.

Las baterías son eléctricas y químicas. Cambiando el ácido sulfúrico y el plomo en agua y sulfato de plomo, crean electricidad. Cuando la electricidad es forzada nuevamente dentro de las baterías, se invierte la reacción química y la electricidad se guarda químicamente. Básicamente las baterías facilitan una reacción química reversible que permita la acumulación o la distribución de la energía eléctrica.

Las baterías de los automóviles se denominan de ciclo corto debido a que están diseñadas para entregar el máximo potencial en un breve lapso de tiempo, aproximadamente de 3 a 6 segundos. Por ejemplo, un vehículo con una batería de 65 amperes, puede demandar un promedio de 400 amperes durante 3 segundos hasta que el motor arranque, y luego el alternador se encargará de recuperar esa descarga de forma inmediata. Se estima que ese ciclo de descarga-carga ronda el 5% de la capacidad de la batería, y dado que el alternador se mantiene activo durante el funcionamiento del motor, la batería siempre estará al 100% de carga.

En el caso de una instalación residencial o de uso continuo, el consumo estará distribuido en diferentes artefactos que tomarán energía de forma constante, produciendo una descarga leve en largos períodos de tiempo. Aquí es donde entran las baterías para ciclo profundo de descarga, diseñadas para soportar descargas de hasta el 90%.

En las baterías de ciclo profundo, la capacidad esta determinada por los Amperes-Hora, que determinan la cantidad total de energía que una batería puede entregar concluido un ciclo de 20 horas, en un índice constante de descarga, antes que la batería alcance 10,5 voltios. Otras industrias utilizan un período diferente de 20 horas, pero las 20 horas son un estándar en la industria. Esto significa que una batería de 200 amperes-hora puede funcionar con un consumo de 10 amperes por 20 horas, punto en el cual la batería estará muerta. Esto se conoce comúnmente como la tarifa de las 20 horas.

Existen una gran variedad de baterías de ciclo profundo, con voltajes que van desde los 2v a los 48v, y variedad de capacidad en ah (amperes-hora). Usualmente las de menor voltaje ofrecen mayor capacidad de amperaje. La relación de calidad y costo, sitúa a las baterías de 6v como una alternativa eficiente, con capacidades que rondan desde los 150ah a los 230ah.

Al realizar una instalación, se configuran bancos de baterías combinándolas en conexiones en serie o paralelo para lograr la potencia deseada.

Al dimensionar el sistema de energía, se debe considerar todos los artefactos que tomarán la energía del banco de baterías, calculando además un excedente para evitar la descarga completa. Cuanto menos descarga se produzca en la batería, mayor será su vida útil. Esto es porque las baterías tienen un determinado número de ciclos de vida, antes de perder eficiencia considerable. A mayor profundidad de descarga, menor cantidad de ciclos de vida.

ciclos y profundidad de descarga

Para el uso de ciclo profundo, la regla general es utilizar las baterías con tres a cuatro veces la cantidad de la exigencia diaria del sistema. Si se utiliza 12 amperes-hora por día necesitaremos una batería de 36-48 amperes hora.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *